IMPLANTES DE CONDUCCIÓN ÓSEA

implanteconduccionosea2_n_2

DISPOSITIVO MÉDICO

Transmite sonido por conducción ósea directa a través del oído interno, evitando eficazmente el oído externo y el oído medio. Un sistema de conducción ósea consiste en un pequeño implante de titanio, un pilar y un procesador de sonido. El sonido es transmitido como vibraciones desde el procesador de sonido hasta el implante, a través del hueso hasta el oído interno.

Los implantes de conducción ósea pueden ayudar a las personas que tienen:

• Pérdida auditiva conductiva.
• Sordera unilateral (SSD) – pérdida auditiva total en un oído.
• Pérdida auditiva mixta. Los beneficios de los implantes de conducción ósea están bien documentados.

Si tiene problemas en el oído externo o medio, pueden ayudarle a oír mejor en situaciones ruidosas y permitirle localizar los sonidos. Usted no sólo se beneficia con una mejor inteligibilidad oral; la audición por conducción ósea proporciona un sonido natural, con menos distorsión y retroalimentación comparado con los audífonos tradicionales. El canal auditivo se deja abierto para mayor comodidad y esto permite reducir los problemas causados por infecciones crónicas del oído o alergias.

Si se está completamente sordo de un lado, un implante de conducción ósea funciona enviando el sonido a través del hueso del cráneo desde el lado sin audición hasta el oído interno funcional del lado con audición.

Esta transferencia de sonido permite la conciencia del sonido de 360 grados.

Con un implante de conducción ósea usted puede:

• Percibir un sonido excelente con menos distorsión y retroalimentación.
• Recuperar la conciencia del sonido de 360 grados.
• Percibir el sonido sin nada que bloquee su canal auditivo o la sensación de peso de un audífono en su oreja.
• Beneficiarse reduciendo los problemas de infecciones crónicas del oído o alergias.