EDADES Y ETAPAS

Desarrollo del lenguaje

Puede ser difícil saber qué esperar cuando se está criando a un niño, a quien cada día les trae nuevos descubrimientos. Cuando se trata de desarrollo del lenguaje, un niño comienza a aprender la lengua materna desde los primeros días de su vida, aunque no comenzará a expresar sus primeras palabras, sino hasta después de muchos meses. Sin embargo, esos primeros descubrimientos del sonido, serán las bases de sus futuras comunicaciones.

Es importante que tanto los profesionales, como los padres tengan conocimientos de un panorama y de un cronograma general de cómo un niño desarrolla el lenguaje. Recuerden que cada niño desarrolla diferentes habilidades en diferentes pasos. Si a ustedes les preocupa que su hijo no está desarrollando la comprensión y la expresión del lenguaje de acuerdo a su edad cronológica, sea paciente pero también confíe en su instinto y consulte con su pediatra, audiólogo u otorrinolaringólogo.

¿Cómo escucha y habla su hijo?

El desarrollo de las habilidades de comunicación comienza en la infancia, antes de la aparición de las primeras palabras. Cualquier problema de habla o del lenguaje puede tener un efecto muy significativo en el comportamiento y en las habilidades sociales y académicas del niño. Entre más temprano se identifiquen y traten los problemas de habla y lenguaje, es probable que éstos no persistan; o por lo menos, que no empeoren.

La intervención temprana del habla y del lenguaje puede ayudar a los niños a tener más éxito con la lectura, escritura, trabajos escolares y en sus relaciones interpersonales. La siguiente información representa, en promedio, la edad en que los niños lograrán los hitos mencionados. Sólo porque su hijo no ha logrado una habilidad dentro de un rango de edad, no significa que el niño tenga un desorden. Sin embargo, si ustedes se dan cuenta de que no alcanza la mayoría de los referentes en el rango de edad correspondiente, pidan la asesoría de un profesional en terapia del lenguaje y/o de un audiólogo.

Antes del primer año

Del nacimiento a los 3 meses:

– Se sobresalta a los sonidos fuertes.
– Se calla o sonríe cuando le hablan.
– Parece que reconoce la voz de los padres.
– Aumenta o disminuye el comportamiento de succión en respuesta al sonido.
– Hace sonidos de placer (voz de arrullo, gorgojea).
– Llora de manera diferente según sus necesidades.
– Sonríe cuando los ve.

De los 4 a los 6 meses:

– Mueve la vista en dirección del sonido.
– Responde a los cambios de sus voces.
– Pone atención a los juguetes que hacen ruidos.
– Pone atención a la música.
– Balbucea de manera más parecida al habla con muchos sonidos diferentes, incluyendo p, b y m.
– Hace chasquidos y se ríe.
– Vocaliza ante la emoción y ante el descontento.
– Hace sonidos y vocaliza cuando está solo o juega con ustedes.

De los 7 meses al año:

– Disfruta de juegos infantiles como esconder la carita o hacer palmas.
– Voltea y mira en dirección de los sonidos.
– Pone atención cuando le hablan.
– Reconoce palabras sencillas como: “taza”, “zapato”, “libro” o “jugo”.
– Comienza a responder a pedidos. Ej.: “Ven aquí”, “¿Quieres más?”.
– Sus balbuceos tienen grupos de sonidos largos y cortos como: tata, mama, bibibibibi.
– Usa sonidos del habla para obtener y mantener la atención.
– Utiliza gestos para comunicarse (decir adiós con la mano, levantar los brazos para que lo carguen).
– Imita diferentes sonidos del habla.
– Tiene una o dos palabras (mamá, papá, guau, hola), alrededor de su primer cumpleaños, aún cuando los sonidos no sean muy claros.

¿Qué hacer para estimular?

– Verifiquen la habilidad de su hijo(a) para escuchar y pongan atención a los problemas de oído e infecciones, especialmente si son persistentes.
– Refuerce los intentos de comunicación de su bebé observándolo(a), e imitando sus vocalizaciones.
– Repita e imite su risa y sus expresiones faciales.
– Enséñele a su bebé a imitar acciones, como esconder la cara, aplaudir y aventar besos, movimientos de canciones y mover la mano para despedirse. Estos juegos le enseñan la toma de turnos que es muy importante para la conversación.
– Hable mientras está haciendo cosas, como vestirlo, bañarlo y darle de comer. Por ej.: “Mami te está preparando una sopa muuuuy rica”. “Mmmm, Lupita se está tomando la leche”, “¡Uy! Qué rica está la leche”.
– Hablen sobre a dónde van a ir, lo que van a hacer una vez que lleguen y a quién van a ver. Ej.: “Lupita va a ir a la casa de la abuelita. Abue tiene un perro. Lupita va a jugar con el perrito”.
– Hable sobre los colores. Por ej.: “Los zapatos de mamá son azules”.
– Practique contar. Cuéntele los deditos de los pies y de las manos.
– Cuente cuando dé pasos o suba y baje escaleras.
– Enséñele los sonidos de los animales. “La vaca hace muuuu”.

bebe

Uno a dos años

¿Qué debe ser capaz de hacer?

Audición y comprensión

– Señala unas cuantas partes del cuerpo si se le pide.
– Sigue instrucciones simples y entiende preguntas sencillas. Por ej.: “Avienta la pelota”, “Dale un beso al bebé”, “¿Dónde están tus zapatos?”.
– Pone atención a historias simples, canciones y rimas.
– Señala figuras y fotos en un libro cuando se le nombran.

Lenguaje

– Cada mes dice más palabras.
– Utiliza preguntas de una o dos palabras. Por ej.; “¿Dónde papá?, ¿No más?, “¿Vamos bay-bay?”.
– Une dos palabras. “No más”, “Más galleta”, “Jugo no”.
– Utiliza muchos y diferentes sonidos consonánticos al inicio de las palabras.

bebe2

¿Qué pueden hacer para ayudar?

– Hable mientras van a algún lugar o hacen cosas. Cuando vayan de paseo en la carreola, por ejemplo, señale los objetos familiares (autos, árboles y pájaros) y diga sus nombres. Por ej.: “Mira, ahí hay un perro. El perrito hace guau-guau. Ese perro es muy grande. Es café”.
– Utilice lenguaje que pueda imitar y que sea gramaticalmente sencillo.
– Haga una caminata jugando con un sonido. “Tic-tac, tic-tac. Tttttt. ¿Oyes? Así hace el reloj. Tic-tac”. “Ffffff, mira al gato enojado. ¿Cómo hace? Fffff”.“Encontré este barquito. Bbbb. Qué lindo barquito, bbbbb”. Estos sonidos serán viejos amigos al entrar al pre-escolar y al kínder.
– También haga de la hora del baño el “momento de los sonidos”. Al estar al nivel del menor, pueden hacer sonidos como “p-p-p-p”. Deje que sienta el aire del sonido mientras lo dice cantando. Hagan burbujas y diga “b-b-b-b”. Puede aventar un carrito que hace “rrr-rrr-rrr”, o algún otro juguete.
– Haga expansión de las palabras. Por ejemplo, si el niño dice “gato”, Usted respóndale diciéndole: “Sí, tienes razón. Ese es un gato blanco”.
– Busque un momento para leerle todos los días. Trate de encontrar cuentos que tengan ilustraciones grandes y una o dos palabras o una oración sencilla en cada página.
– Haga que señale los dibujos o las figuras que usted le mencione.
– Pídale que diga los nombres de las ilustraciones. Tal vez no digan nada al principio. Nómbrele las figuras. Algún día los sorprenderá diciendo algo parecido al nombre de la figura.

Dos a tres años

¿Qué debe ser capaz de hacer?

Audición y comprensión

– Comprende diferencias de significado: “adentro-afuera”, “alto-siga”, “arriba-abajo”.
– Sigue dos instrucciones: “Ve por tu cuento y ponlo en la mesa”.
– Escucha y disfruta escuchar historias por periodos más largos.

Lenguaje

– Tiene una palabra para casi todo.
– Utiliza dos o tres palabras para hablar y preguntar.
– Utiliza los sonidos k, g, f, t, d y n.
– Sus familiares entienden lo que dice la mayor parte del tiempo.
– Frecuentemente pregunta por las cosas o dirige su atención a los objetos nombrándolos.

bebe3

¿Qué pueden hacer para ayudar?

– Utilice lenguaje claro y sencillo que sea fácil de imitar, cuando quiera que los imite, pero hable y diga el nombre de todas las cosas tal y como son.
– Muéstrenle que están interesados en lo que está diciéndoles, repitiendo lo que dice y haciendo expansiones. Por ejemplo si su hijo(a) dice “flor bonita”, Usted puede decirle: “Ay sí. Es una flor muy bonita. Fíjate, es de color rojo. Me gusta mucho el rojo. Esta flor huele muy bonito”.
– Hágale sentir que lo que está diciendo es muy importante para usted, haciéndole de vez en cuando repetir cosas que usted no “entendió” muy bien. Por ej.: “Ya sé que quieres un cochecito. Pero dime qué coche quieres”.
– Expanda el vocabulario de su hijo(a). Introduzca vocabulario nuevo a través de la lectura con cuentos que tengan una oración o frase por página.
– Nombre los objetos y describa la figura en cada página del libro. Mencione las palabras familiares y de vez en cuando sus sinónimos. Por ej.: “mami, señora, grande, adulta” y utilice estas palabras -cuando surja- de manera natural dentro de oraciones para que las aprenda dentro de un contexto.
– Ponga objetos dentro de un contenedor y haga que saque uno por uno nombrándolo. Podrá repetir lo que dijo y hacer de vez en cuando expansiones. También podrá ayudar a que el niño (a) agrupe los objetos por categorías: ropa, comida, utensilios.
– Miren fotos familiares y nombren a la gente. Utilice frases y oraciones para describir lo que está sucediendo en la foto. “Lupita está nadando. Tú estabas nadando”.
– Haga preguntas que requieran de opciones en vez de respuestas simples con un “sí” o un “no”. Por ejemplo, en vez de preguntar: “¿Quieres leche?” Podrá preguntarle: “¿Quieres leche o chocolate?” O bien, “¿Qué quieres tomar?” Asegúrense de darle tiempo para responder y reforzar la comunicación adecuada y exitosa: “Gracias por decirle a mami lo que quieres. Te entendí muy bien. Te voy a traer un vaso de leche”.
– Sigan cantando canciones usando movimientos con las manos y corporales. Estas canciones lo introducen al ritmo y a los sonidos del lenguaje.
– Fortalezca las habilidades de comprensión de su hijo(a) a través del juego sí-no: “¿Eres un niño?”, “¿Ese es un pero?”, ¿Te llamas María?”.

Tres a cuatro años

¿Qué debe ser capaz de hacer?

Audición y comprensión

– Es capaz de escucharlos si lo llaman de otra habitación.
– Escucha la televisión o el radio a la misma intensidad que los demás miembros de la familia.
– Responde preguntas simples con: “¿Quién?, “¿Qué?”, “¿Dónde?”.

Lenguaje

– Conversa sobre actividades escolares o en casa de amigos.
– Generalmente las personas que no son de su círculo familiar comprenden su habla.
– Utiliza muchas oraciones que tienen 4 o más palabras.
– Por lo general habla sin repetir sílabas o palabras.

bebe4

Cuatro a cinco años

¿Qué debe ser capaz de hacer?

Audición y comprensión

– Pone atención a una historia simple y responde preguntas simples sobre ésta.
– Escucha y comprende la mayor parte de lo que se dice en el hogar y en la escuela.

Lenguaje

– Utiliza oraciones con muchos detalles: “El durazno más grande es mío”.
– Cuenta historias que pertenecen al tópico.
– Se comunica fácilmente con otros niños y adultos.
– Articula la mayoría de los fonemas de manera correcta.
– Puede decir palabras que riman.
– Nombra algunas letras y números.
– Utiliza la misma gramática que el resto de la familia.

edadesyetapas