¿QUÉ ES EL TAN?

¿QUÉ ES EL TAN?

La práctica del Tamiz Auditivo Neonatal es la manera más eficaz de detectar oportunamente la pérdida de audición en un recién nacido.

Por ello es aconsejable realizarlo dentro de las primeras horas de vida o a partir de la segunda semana del bebé, es importantísimo en la edad preescolar y escolar.

Se realiza en las unidades médicas u hospitales, en el departamento de neonatología.

El estudio consiste en una exploración auditiva con un equipo computarizado que permite determinar algún problema en la audición del bebé.

Esta prueba es sencilla, rápida, confiable y certera; se realiza entre 10 a 20 minutos y no ocasiona molestias para el bebé, incluso puede realizarse mientras duerme.

Para realizarla se aplica un micrófono que utiliza puntas desechables de diversos tamaños, según las condiciones del canal auditivo externo, el micrófono sirve tanto para ejercer el estímulo como para recibir la respuesta que se imprime posteriormente para su reporte.

Los resultados otorgados por este examen son entregados bajo la indicación PASSED (aquellos que no requieren mayor estudio) y REFERIR, en los cuales se debe repetir el examen o solicitar exámenes más específicos como los Potenciales Evocados Auditivos del Tallo Cerebral que se realiza situando electrodos sobre el cuero cabelludo.

El estímulo se ejerce a través de micrófonos situados en el conducto auditivo externo del paciente; el equipo evalúa la respuesta de la vía auditiva frente a un estímulo auditivo conocido y normalizado.

Una vez que se tiene el diagnóstico preciso del grado y tipo de lesión auditiva, el médico especialista (audiólogo) determinará el tratamiento; por ejemplo, si se trata de un problema de hipoacusia es necesario proporcionar auxiliares auditivos o implantes cocleares según corresponda, además de sesiones de terapia auditivo verbal y/o del lenguaje.